Lectores

sábado, 31 de diciembre de 2011

Brindemos por los finales, no por lo comienzos.

Ahí está el 2011 haciendo sus maletas. Puedo percibir su entusiasmo por partir, de hecho se reducía a un tiempo que se asimilo cortamente. En ese sentido, podríamos decir, que " paso volando".
Vivimos cosas buenas, malas, más o menos, de todo un poquito, con decir que hasta agridulces. No faltaron los amores, las desepciones, las promesas que hicimos, que nos hicieron y que se reducieron a una pérdida de palabras, porque no fueron más que eso. Tampoco faltaron las sonrisas, momentos con los amigos, instantes en los que sentistes que tu alma tenía escalofríos, recuerdos del pasado, reencuentros, abrazos, personas que te dieron las palabras justas en un momento preciso, momentos en los que querías una solicitud de suicidio, de coraje, de falta de valentía, de miedo absoluto, de rencor, de locura, algo que nunca falta en la vida.
Particularme este año para mi fue el inicio de mi búsqueda de algo más dentro de mí. Fue el descubrimiento a mi pasión por la escritura, mayor interés por el canto, habilidad dibujando, y una debilidad por la música clásica. En momentos me decía a mi misma: Estas en todo!, y soltaba una carcajada.
Estas ganas de dominar tantos talentos, es para mantenerme ocupada en cosas, que me llevan a ser más autosuficiente, y capacitada para enseñar a otros. Siempre tengo ese deseo de dar de mi a los demás de alguna manera. Con un talento a veces se logra a sorprender a las personas, de mejor manera que con un regalo que compres en una tienda.
Ustedes me hicieron más sensible, me motivaban a darles algo de mi, a compartir con ustedes de mi esencia, mi vida, pensamientos, momentos. Esos comentarios que pude hallar todos esos días al entrar, dibujaban una sonrisa en mi rostro. Las miles de visitas, a pesar de mi poca experiencia, de mi primera vez en este enorme cuaderno público. Ustedes volvían y volvían a visitar. Gracias, muchas gracias, desde lo más profundo de mi, estoy agradecida grandemente. Son maravillosos!
Para este año nuevo, les deseo mucha felicidad, salud, capacidad de resolver los problemas, sin importar la cantidad, porque somos felices cuando apartamos esas piedras de nuestro camino, sin importar lo pocas o muchas, pero al hacerlo siempre, sin fatigarnos, y caer ante ellas.
No esperemos que hayan pocos, o ningún desafió para ser felices, porque el momento es ahora mismo, sin importar lo que este pasando. Sonriamos a costa de todo. Aprendí que es difícil, pero si se puede. Si yo que a veces me creo una pesimista empedernida! tu también puedes. Pero no evites las lágrimas, porque a veces te sanaran por dentro. Suelta las que tengan valor, las de felicidad, las que hacen falta para desligarnos de un tormento, pero reserva para siempre las de cocodrilo, porque no sirven de nada.
Recibe este nuevo año, con los brazos abiertos, y el pie derecho, con una sonrisa en el rostro, y recordando que no empieza una nueva vida, sino la oportunidad de mejorarla.
Y el favor que les pediré, es que pidan por mi, para tener mayor inspiración este año, en mis escritos.

miércoles, 28 de diciembre de 2011

Tarde de visita a una exposición ♥

Hace unas semanas fui a una exposición de cuadros, y en particular tres de ellos me gustaron mucho, y sobretodo por su simplicidad,aunque al estar frente a ellos, se puede detallar mucho más.

Este primero, me gusto por su simplicidad, la combinación de colores y por ser algo abstracto.


Este segundo me gusto, porque siempre me atraen cuando muestran belleza en una persona morena.
Por cierto, se me vinieron estos pensamientos a la mente, y los escribí en mi agenda:
Más allá de la mediocridad de la humanidad, existe la belleza palpable de una mujer de lienzo obscuro.
Existe en su mirada ese brillo que revela una historia profunda, que marca hoy en día una distinción que ha sido vista con el pasar de los años.




 Este tercero me encanto, por tratarse del celebre personaje de muchos en nuestra infancia "Mickey Mouse" . Hasta los pitufos aparecen coleados por la esquina izquierda.


(Las fotos las tome desde el móvil, así que sorry, si están algo chorecas, osea volteadas) Y pues mi intención fue mostrar algo diferente.

La mariposa de encontre aquel día.

No todos los días me encuentro una linda mariposa. Me viese encantando enfrascarla, pero para que? así solo le daría venida veloz a su muerte. Ojala yo pudiese ser tan libre como ella, pero yo misma me encarcelo entre opiniones, y en el intento de los demás por hacerme sentir triste, haciendome pensar que no puedo volar alto, que no pueden extenderse mis alas, que gritan entusiasmadas, por volar sobre nuevos terrenos. ♥

Esa niña que fuí.

No puedo detener el hecho de que crecí, de haber dejado atrás mi infancia. Imposible volver a ser aquella dulce, ingenua, alegre niña, que lograba lo que se proponía, porque hasta ese momento no existían barreras, y solo con ganas se alcanzaba lo propuesto. Fui muy afortunada, porque fui feliz. Tenía amigos, que aun conservo, aunque ya no sigue intacto el mismo vinculo, pero no por mi, sino porque el tiempo nos cambio, pero sigo pensando que las puertas de mi corazón siguen abiertas para aquellos que supieron hacerme vivir momentos, que son imborrables, porque aunque ya pasaron, al recordarlos me viene la nostalgia, pero esa sensación de felicidad, que me atrapa, pero luego caigo en cuenta, que solo fue eso, un adorable recuerdo.
En parte soy esa misma niña, pero un poco más crecida,  con miles de problemas, con la pérdida de esa luz en mis ojos, que indicaban la felicidad que embargaba mi alma, con esa facilidad de pasar de llorar  un segundo, para el otro estar sonriendo. Antes me preocupaba aprender a dibujar bien,  no hacer la letra "s" al revés, por que fuera mi amiga al colegio para hablar sobre lo que seriamos de grandes, por tener toda la tarde para jugar muñecas, por no olvidarme de ver mi comiquita preferida, porque el abuelo tuviese ánimo de contar las historias de fantasmas, entre muchas cosas, que me sacan una sonrisa hoy en día.
Aunque fui una niña feliz, a pesar de que nunca tuve a mi papa conmigo, nunca disfrute de jugar con el, de vez en cuando se me sale una que otra lágrima porque hoy en día quisiera estar más en aquel tiempo, que en este. A medida que he crecido, más heridas he tenido.
Al crecer, ya no te dibujan cositas lindas, sino que te dicen, y son claros con lo que sucede en la realidad. Tienes que mostrarte maduro, y vienen más responsabilidades, que te ocupan el tiempo, pensando en el futuro, y en lo que más adelante vendrá.
Decido reír como antes, ver todo posible, disfrutar al máximo cada momento, que al presentir que correrán mis lágrimas, secarlas antes de tiempo, y recordar que merezco ser feliz, y llenar de optimismo la vida de mis seres queridos.

sábado, 24 de diciembre de 2011

El amor, nunca debería ser error.

Se debe sentir terrible, que alguien te ame, y no puedas corresponderle, porque tus sentimientos se quedan cortos. Es triste romper un corazón sin querer, y más sabiendo que odias a los que son expertos en ello. Busca en lo profundo de ti, la sinceridad, que traerá las palabras dulces, pero precisas, para sentir que estuviste bien, y que no fuiste cruel, con alguien de frágiles sentimientos por ti. Así mismo, no ignores el amor, porque tarde o temprano alguien a quien creas amar, te ignorara. El karma no olvida nada, el hace bien su trabajo.No vendra a devolvernos lo mismo, no por no amar a alguien, sino cuando realmente tenemos culpa de que alguien se haya hecho mil y una ilusión, y cuando desechamos a alguien, sin importar lo que puede estar sintiendo, y sabiendo que tenemos parte en ese dolor. Más alla de aceptar a una persona, que no debería ser el hecho, si no existe amor de nuestra parte, deberíamos al menos tener la mayor cautela para no profundizar más el dolor.  Y si, puedo decirlo con firmeza, y  con  voz de experiencia.

Eres más, que mis crush ♥

Es demasiado tarde para lamentos, y menos que menos cuando me he enamorado, y lo que cada día puedo vivir al imaginarte, es un sentimiento que me invade de felicidad. Mi rostro lo dice todo. Me la paso disimulando sonrisas, que no me piden permiso, y que simplemente quieren ser vistas.
Quisiera saber que se siente, tener tu querer solo para mi. Tan solo quiero, tan solo deseo. No puedo hacer nada más,estoy limitada.
No soy quien deja el miedo, sin importar que arruina, y le da triunfo a sus emociones, y que luego estas se rían de mi. No sirvo, para verme hacer el ridículo a mi misma. Aunque tu estés ahí, para hacerme superarlo, me niego rotundamente, porque ya traigo otra idea en mente, y no es lo que piensas.
Ni en sueños, mi mano y la tuya se tocan. Llega una silueta obscura, que dice llamarse miedo, y nos separa.
Mis sentimientos, no son impermeables ante las tormentas del corazón, ni antes las desepciones del amor. Amando sola, me he dado cuenta, lo que debe sentir otra persona estando en mi misma situación, y se me arruga el corazón. No me cabe en la mente, ni en el corazón el dolor y la idea de sufrir cuando estas entregando todo de ti a alguien, que ni siquiera se da cuenta. De alguien que te ve tan distante,que de manera absurda dice quererte, pero sabes muy bien que no es así. Me hice experta, en reconocer lo que es querer ,lo que es amar, y no es lo mismo. Duele cuando en medio de un abrazo amistoso, mi corazón pide a gritos amor, mientras me estas dando de tu querer.
Cuando amas suspiras con un abrazo, y sin intención de disimular. Cuando amas tan solo lo quieres en tu vida cada momento. Cuando amas muchas veces dejas de ver el cariño que otros te ofrecen, solo porque te preocupas en que esa persona te este correspondiendo. Cuando amas, ya tus sueños tienen dueño, y una temática. Cuando amas vives siempre queriendo dar lo mejor de ti, e incluso te vuelves una mejor persona. Cuando amas, lo que haces tiene sentido. Cuando amas, solo quieres que tu amor se vea recompensado. Cuando amas, esperas que te amen, en este caso, que el te ame.
Quien me dice que valor tienen las noches que sueño contigo, que mi pensamiento solo te retenga a ti, restándole importancia a lo demás, que a veces parezca estar fuera de este mundo porque me pierdo imaginandome contigo,  que quiera hacerte saber que me importas y mucho, que simplemente en mi corazón ya estés ocupando un lugar, sin estar consciente de esto? Solo quisiera saber, que este tiempo no lo he perdido en vano. Que cayéndome a mentiras, tu me quieras como yo. Dejame soñar lo que podría ser lo nuestro.


La única opción que te brinda la tristeza.

Cuando crees que llorando te hallaras a ti mismo, pero solo encuentras un precipicio de recuerdos, que solo te llevan a hundirte y arrepentirte a tal punto, que terminas pensando que toda tu vida ha sido un caos, y que no hay vuelta atrás. No habiendo espacio para que se presenten en tu mente las imagenes, de las cosas que puede decirse que disfrutastes, y que te hicieron feliz. Por más que busques algo, que tu crees que pudieses encontrar, no lo hallas, porque realmente no hay nada que buscar. En la vida no se pierden partes de escritos de lo que has vivido. Solo en tu memoria se traspapelan, pero en realidad el destino tiene bajo llave todo lo que has sentido, pensado, hecho o dejado de hacer, y obviamente tambien lo que viene por vivir, aunque tu juegas mucho en ello.
Cuando te encuentras en tal situación, le haces de oidos sordos a todos los consejos que han podido darte, porque aun así cuando hayas entendido que en la vida es mejor levantarse y seguir, que ponerse a llorar, sientes la obligación, y tu cuerpo y todo de ti, anuncian un mar de lágrimas saladas, que en determinados momentos aclaran los paisajes obscuros y dan mejor vista hacia el horizonte de la vida.

Navidad♥

Siempre cuando llega diciembre, surge una especie de cambio, y una perceptiva de mostrarnos más motivados a demostrar cuanto queremos a nuestros seres queridos, a conocidos, con los cuales compartimos en el diario vivir, e incluso a personas que no conocemos. El corazón se nutre de amor, y reboza tanto de este, que surge la necesidad de compartirlo con quien lo necesite. Para los niños la navidad, es maravillosa, porque están llenos de ilusiones, y aunque los regalos le parezcan la espera más anhelada, creo que llegan a ser ese reflejo en los adultos, de lo que algún día ellos fueron. A medida que uno crece, se van perdiendo ese tipo de ilusiones, que son como una fantasía que le da un significado mágico a la navidad, pero con el tiempo se llega a apreciar el verdadero valor e importancia de compartir con la familia, de experimentar esa sensación de que podríamos conservar ese sentimiento por el resto del año.
El sentimiento para muchos, se desvanece, e incluso muchos ni llegan a sentirlo. Es bonito, poder dejar los prejuicios, no solo en está época, sino durante todo el año, respecto a el decir, y más que nada, demostrar con hechos el cariño que tenemos por otros. No, nos podemos  conformar con creer que ellos lo saben, porque puede que no estén seguros de eso.
Particularmente siento una necesidad, de decirle a mis seres queridos que los amo, aunque a veces se me hace algo difícil, con uno que otro, pero tengo como meta vencer ese miedo. A veces se da, porque esas personas se muestran algo duras, algo cerradas a estas acciones afectuosas, pero pienso que no habrá nada mejor que sorprenderlos con un abrazo fuerte, y tierno.
La navidad, es más que todo para agradecer las cosas que tenemos, y tener en nuestro corazón ese sentimiento de agradecimiento por nuestra familia, y que eso nos lleve a compartir con todos ellos, y también a dar amor a quien este falta de el.
Cuando supe la verdad en realidad a lo de santa estaba en quinto grado, y eso le resto mucha gracia a las navidades, porque pensé que estaría bien fingir que ya no sabía quien compraba los regalos, pero más adelante pude disfrutar de los momentos de calidad, sin darle la importancia con respecto a regalos, porque al final de cuenta lo material termina ya por no gustarnos, pero la familia siempre debe tener ese valor, porque aunque no este con nosotros, se llevan en el corazón.
Feliz navidad, a mis maravillosos seguidores, y lectores ♥ Disfruten mucho, y si quieres a alguien, no dudes en hacerlo saber de la mejor manera.




viernes, 23 de diciembre de 2011

He aquí yo aquí.

Cuan agradecida me siento por sus visitas, mi corazón reboza de emoción a causa de tal hecho. Miles de gracias. Todos me han llevado a tener mayor motivación en lo que hago.
Ya estamos en navidad, de hecho mañana se dira: Feliz navidad!
Me haran falta varias personas, que siempre estan conmigo en está epoca, pero disfrutare al máximo con mis más cercanos familiares. Les deseo a todos días especiales, y que mantengan ese amor durante todo el año, para con sus familiares. ♥
Este no fue el mejor momento para dirigirme a ustedes, porque mi ser está embargado de tristeza, pero lograre estar bien. Gracias, por está oportunidad, de abrirme sus corazones, y otorgarles de su tiempo a mi trabajo.

Dispuesta a lo indispuesto del amor.

Ahora más que nunca quiero ser paciente en esperarte. Se que todo toma su tiempo, y el tuyo y el mio aun no se ha concretado. Nunca antes, me sentí tan dispuesta a entregarme a la espera, que en el peor de los casos podría ser eterna. Me confié, y el amor atravesó mi puerta, cuando yo creía estar superando una vieja perdida.
Se limpiaron rincones llenos de obscuridad, que de vez en cuando me causaban vacíos, y lamentos. Se adorno de esquina a esquina con flores primaverales, con el perfume de estas, y a su vez de las rosas que florecieron donde nacen los sentimientos. Se empezó por escuchar una sinfonía, junto con violines que le dedicaban melodías a mi alma. También emigraron mariposas, a mi, que al tenerte cerca revolotean con alegría y mostrándose traviesas, y aceleran que se enciendan mis mejillas, que mis labios quieran pronunciar palabras, que al instante toman tiempo en ser codificadas. Me encuentro enredada de pies a cabeza, de ilusión.
El tiempo, dirá que pasara, causara estragos, o dará empujones para que se cierre una historia, inicie otra, o pase lo que pase. Por ahora quiero vivir, sentir día a día esto que siento, hasta que este.

Asi fue que murio mi corazón.

Ya no quisiera escuchar la misma canción de siempre, con la que mi desolación se vuelve más gigante. Aquella que cuando escucho se filtra en mi corazón, y me provoca lanzar el reproductor al vació.
El mundo no se acondolese con mi dolor. Diría que todo me es aun más cuesta arriba. Que sonreír es como donar un corazón roto, que colapso de tanto desamor, y el que su dueña decidio dar, para que alguien lo llenara de amor.

lunes, 12 de diciembre de 2011

No existe distancia. Solo una barrera.

De aquí a la otra esquina del mundo, al centro más poblado, al rinconsito más obscurso, a la cueva más lejana, al país que aun no existe, no habrá quien me haga desistir de este amor. Estás lágrimas, que corren por mis mejillas, son reflejo de lo fuerte de este amor, que me haces sentir. Yo te quiero solo a tí, y si te amo es solo mi problema, y de nadie más. Es mi lucha, que tengo pendiente por vencer. Si te unes a luchar, ya no habra porque pelear, porque mi objetivo de guerra eres tú, ayer hable con mi corazón, y te pidio como rescate, o si no se suicida. Colaborame un poco, y hazme feliz la vida, cada día que me queda.

Merezco amar, a quien eligio mi corazón.

Siempre he sido un objeto frágil en el amor. Más ahora, me siento débil, con todo y esas cuantas ilusiones que me hago, pero que no alimento del todo, porque ya he vivido mucho, sin que nadie sepa. Te creen a veces tan diferente, tan cerrada, y por lo tanto determinan que no puedes amar a nadie. Muchos dicen, que los calladitos, se comen el mundo, pero refiriendose en un aspecto negativo, pero defiendo el hecho de que a veces tienen mucho que pensar, mucho que sentir, mucho que dar, y estan más aptos para analizar una situación.
Te creen tonto, por a veces reservarte opiniones para sí, cuando en realidad podías ser cruel al decirle lo que ellos son, como resultado de observarlos detenidamente. Me he cansado, de los comentarios a mis espaldas, de los que conviven conmigo a diario, o casi toda una semana. Nunca les falta, una critica que hacer, y se consideran con la autoridad de decirte lo que se les venga, y de creerse sabios. No entienden de mis sentimientos, de mis pesares, aunque con esto no quiero invitarlos a vivirlos o a sufrirlos conmigo, sino solo les pido contemplación. Paren de cuchichear de la vida de los demás, ellos no están para acatar los derechos que tu crees tener sobre ellos para hacerlos sentir diferentes, raros y excluidos de los sentires humanos. Quiero amar, dentro de las reglas que me fije. Quiero ser feliz y de verdad, sin creer en la misma felicidad equivocada del mundo.


No siempre evites, una lágrima. Tambien sanan.

A veces no se le puede prohibir la rienda suelta a esas lágrimas atrapadas en la mirada, porque de alguna manera tienen una fuerte conexión con el corazón que herido se encuentra, en mil pedazos, y que por más que intentes construirlos, se rompera más, y resultara incompatible con los demás pedazos, debido a que siempre hacen falta lágrimas saladas, que en su transcurso se vuelvan dulces, y puedan reparar aquel corazón y aclarar aquellos sentimientos que perdidos estaban entre uno de esos miles de trozos.

sábado, 10 de diciembre de 2011

Tarde lluviosa.

La lluvía me remoja los sentimientos, y deja esa sensación de humedad en mis labios, aunque estan totalmente secos, y muertos de sed. Ellos tambien sufren, por no poder estar junto a los tuyos.
Se suspenden algunas gotas encima de mí, aunque apresuro el paso, e intento abrigarme. Logro respirar nostalgía, empiezo a sentir, y gozar la soledad en mi. Me creo sentir invisible, pero percibo miradas encima de mí, y son de esas pesadas, que irritan a cualquiera.
Te arrastro hasta mi, con el pensamiento, y junto con esa ilusión que se viste de sedas. Te imagino detrás, y con ansias de estar a mi lado, y que disfrutemos o huyamos de está tarde, que promete un sin fin de gotas que no pararan de caer. Ese instante en el que imagino todo, se resume a un segundo, y me reitero de que la realidad es que estoy sola, y como una tonta que solo imagina sus momentos a conveniencias, como resultado de tantas noches perdidas leyendo libros, sin parar, que solo te ponen trabajar la imaginación a millón.
Logro  palparte en mi, a pesar de que realmente no estes cerca, si no a cierta distancia. La brisa suelta su aire frio, capaz de penetrarme en la piel, y de obligarme a extranarte en sobremanera.  
Ligero deseo de aproximarme a llegar a acariciar mi almohada, y reconocer que hay rastros de lágrimas saladas, de aquellas noches en la que mi resignación se hace grande, y quisiera cortarme toda ilusión.
Ruego, que venga morfeo a llevarme entre sus brazos, y me entregue a ese mundo que creo cada noche, cuando antes de irme a dormir, solo deseo estar junto a ti, y sentir tu respiración, los latidos imaginarios de tu corazón que creo escuchar, tus palabras en volumen más real, y con ese toque de ternura que nunca falta en tus palabras dirigidas a mi.
Esas tardes lluviosas, que me llevan a extrañarte, al grado de llorarte, de querer abrigarte en mis brazos, el sentir de tus labios abandonados, el suspiro de tu aroma, el sentir del paisaje y la música alrededor de el, si estás tu.
Sin duda, la lluvía me arropa de melancolía de píes a cabeza.

Este mundo está al reves.

A veces tratas de ver todo de mejor forma, y sigues mirando, y te detienes en escenas tristes, que causan lastima, o tan solo tristeza o dolor. Algunos, te hacen ver como fuera de espacio y lugar, porque los ciega una barrera que no les permite darse cuenta, que tienes más pasos de realidad y sensatez que ellos. Negaras, que ya el " te amo" ya no tiene verdadero valor, a menos que te fajes a demostrarlo, a que ya ni la amistad, el amor, la familia se está dejando de lado, junto con valores que vayas a donde vayas te son esenciales. Y que me dices de la insensibilidad, por aquella gente que está en las calles, que mueren de hambre, que quisieran tener una casa por lo más humilde que sea para vivir dignamente?. Que de la discriminación, por los que son diferentes, entre personalidades, razas, intereses, o lo que lo que marca su origen o esencia?. Podría quedarme por más tiempo, recalcando lo que hoy en día pasa, pero no quiero perder horas de sueños, y lucir lindas ojeras, simplemente porque no va a servir de nada, porque todo seguirá igual. Y aparentemente esto podría ser egoísmo? No! sin duda que no! Porque aquí todos sabemos como está el mundo. De seguro, si no colaboramos con estas acciones que conducen a futuras desgracias, ten por seguro que todos podríamos ser una pequeña luz, que entusiasme a un cambio masivo.

Libros y sueños en mi estante.

Por más que  quiera, siempre ahí estarán los pares de libros, que me sumergen en ese mundo, que yo logre entender y conocer, y que de hecho son parte de mi vida. Crecí entre ellos, mientras podría haber estado conversando con mis padres, o mis abuelos, pero ellos no tenían ese tiempo para mí o todo el que yo viese querido o necesitaba en esa etapa,aunque diría que ahora ni siquiera eso existe. Ya crecí, al menos mi estatura, que a pesar de no ser la más alta, denota cierta madurez de mi parte, y como que si les hace pensar a mis mayores, que ya no me interesan las historias de fantasmas, y todas aquellas historia en las cuales iba con imagenes formando en mi mente, mientras les escuchaba. Siempre y desde pequeña, me encanto adentrar en ese mundo de cuentos, y tal vez mientras otros jugaban, yo leía un cuento de la niña de los cerillos, y que era muy largo, como para leerlo alguien de mi edad, con solo 6 años. Mi infancia además de anidarse en cuentos, fantasías, brujas, princesas, y todas aquellas, también se anido en tantas amistades, de esas bonitas, de las que uno se le viene a la mente todo lo vivido. Cuando niña, nunca me preocupe realmente por nada con el grado, de las preocupaciones de hoy en día. Un toque de nostalgia, maquilla aquel suspiro, con el que me reafirma lo que soy ahora. Me siento la misma niña, pero algo cambiada físicamente, pero siempre en ese mundo subjetivo, en el que sueño, en el que me inspiro en todo lo que me rodea, y ahora bien, si antes leía lo de otros, ahora comparto mis pensamientos con otros. ♥