Lectores

martes, 16 de agosto de 2011

Como duele no tenerte aquí.

Mi corazón se entristece
no puedo deterner tal hecho.
No te tengo hoy, pero si
en mi corazón, porque ahí
mereces estar eternamente
hasta que me toque algún día
irme junto a tu regazo.
Cuando alguien muere
es muy difícil conseguir
el consuelo que se necesita.
Esas personas que mueren
pienso tal vez que se
convierten en angeles.
Las personas desaparecen,
pero nunca se van en realidad.
Siguen en nuestras vidas, junto
con todo la felicidad compartida
que vivimos juntos.
Donde quiera que esten
estan cuidandote.
Quizás lo menos que desean
es que nos entristecamos,
pero es inevitable no
estrañar su presencia.
Hasta creo que quieren
decirnos: Estoy Genial, el paisaje
es hermoso, y estoy excelente.
No te preocupes..♥